fbpx
Inicio Nutrición La mentira de colesterol bueno y colesterol malo

La mentira de colesterol bueno y colesterol malo

0
La mentira de colesterol bueno y colesterol malo

¡Buenas, estoy encantada de estar un día más contigo! El colesterol es un tema muy actual puesto que gran cantidad de personas tienen hipercolesterolemia, es decir, niveles de colesterol sanguíneo elevado, lo que puede ser riesgo de enfermedades cardiovasculares**. Aunque hay grupos de científicos que ponen está afirmación en duda (si te interesa el tema www.thincs.org/).

Decir que hay colesterol bueno y colesterol malo es una simplificación que puede llevar a la confusión. Para ello es necesario que la población sepa qué es realmente el colesterol, para así poder prevenir un exceso de este en el organismo.

NO hay ni colesterol bueno, ni colesterol malo, sólo hay un tipo de colesterol. Cuando se habla de colesterol “bueno”, se está haciendo referencia a colesterol unido a lipoproteínas** HDL, que transportan el colesterol desde los órganos y tejidos hacia el hígado. Mientras que cuando se habla de colesterol ”malo”, se habla de colesterol unido a lipoproteínas LDL, que por el contrario, transporta el colesterol desde el hígado (órgano en el que se sintetiza) hacia los órganos y tejidos.

Para un estado de salud óptimo tiene que haber un equilibrio entre HDL/LDL, es decir, que ambos tipos de lipoproteínas son necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.  El problema reside en un aumento de proteínas LDL debido a un aumento del colesterol endógeno.

Aclararé que el colesterol, en sí, NO ES MALO. Es un esterol, presente de forma natural en nuestro organismo y presente también en alimentos de origen animal. El colesterol es fundamental para el mantenimiento de las membranas biológicas, es decir, las membranas que delimitan las células de nuestro organismo. Además el colesterol es precursor de hormonas esteroideas (aldosterona, andrógenos…), ácidos biliares y vitamina D.

Como señalo arriba, podemos distinguir entre:
Colesterol sanguíneo: producido de forma endógena a partir de hidratos de carbono, grasa y proteínas. Utilizado por nuestro organismo para lo anteriormente citado.
– Colesterol dietético: llega a nosotros a través de la dieta. ¿Qué alimentos tienen colesterol? Exclusivamente los de origen animal.

Aunque distingamos dos tipos de colesterol, su estructura molecular es la misma, es decir, que lo que difiere es su procedencia.

El consumo de alimentos ricos en colesterol, no lleva directamente a un aumento del colesterol sanguíneo, puesto que el organismo tiene una serie de mecanismos para regular los niveles de colesterol.

El problema es cuando estos mecanismos se desajustan o desequilibran por factores como el estrés, contaminación, alimentación incorrecta, déficit de macro y micromoléculas ensenciales.Captura de pantalla 2015-07-04 08.47.08

Por ello, el colesterol alto es un índice también del estilo y calidad de vida del individuo. No sólo un exceso de grasa saturada y alimentos ricos en colesterol conducen aumentar los niveles de colesterol, si no que dietas excesivamente energéticas, tienen como resultado un aumento del colesterol.

¿Qué quiere decir esto? Aunque la causa del exceso de colesterol puede ser distinta según el paciente, muchas de las personas que presentan niveles de colesterol elevados es por un exceso energético en la dieta.

El marketing que gira en torno a productos que aseguran reducir el colesterol (pastillas, bebidas, etc.) en vez de centrarse en este exceso, es decir MALOS HÁBITOS Y UN ESTILO DE VIDA ALEJADO DE LA SALUD, se centran en la venta del producto en sí.

¿Se pueden mantener los niveles de colesterol adecuados sin consumir pastillas, ni otros productos? La respuesta es rotundamente sí. Una alimentación rica en fitoesteroles (esteroles de origen vegetal, con función estructural en plantas, reducen la absorción del colesterol unido LDL). Alimentos ricos en esteroles: nueces, pepino, cártamo, germen de trigo, aceite de sésamo, ajos, cebollas, trigo sarraceno, chirimoya, etc.

Conclusión: el colesterol elevado puede suponer un problema para la salud, sí. Pero como todo en exceso. El cuerpo necesita unas cantidades adecuadas de macro y micromoléculas y elementos para funcionar correctamente. En el momento en el que la dieta no cubre esto y los hábitos alimenticios no son saludables, el organismo se desequilibra.  Por ello es importante aprender a cuidarse a través de la alimentación, en lugar de recurrir a fármacos, que no cambian los hábitos de vida, ni la forma de alimentarnos y que abren puertas a otras patologías.

Espero que algo hayas aprendido. ¡Feliz semana!

Sara.


** Lipoproteínas: moléculas orgánicas que transportan distintas moléculas en su interior, como es el caso del colesterol.Captura

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí