Usado desde la antigüedad por diferentes poblaciones como los aztecas,  y al cual se le han atribuido numerosas propiedades beneficiosas tanto para la salud, como para la belleza y bienestar. El cacao, es uno de los alimentos más consumidos a escala mundial, con una demanda global media de aproximadamente 4.1 millón de toneladas durante el período 1961 – 2014. Utilizado en diferentes formas, la más común el chocolate. Este alimento, lleva detrás numerosas investigaciones que cada día revelan más sobre sus múltiples efectos beneficiosos sobre la salud del ser humano.  En particular me centraré en estudios que relacionan el cacao, así como el chocolate negro con la salud cardiovascular.

Entre los principales compuestos destacados del cacao se encuentra un flavonol, la epicatequina, presente en cantidades significativas en el chocolate negro (el proceso de fabricación retiene la epicatequina), a diferencia del chocolate con leche el cual no presenta cantidades significativas de este compuesto. Es por esto, que la mayoría de estudios se refieran al chocolate negro.

“Estudios epidemiológicos y clínicos sugieren un efecto beneficioso del chocolate negro en la presión arterial, los lípidos y la inflamación. Los mecanismos propuestos que subyacen a estos beneficios incluyen la biodisponibilidad de óxido nítrico y la mejora de la estructura / función mitocondrial”.

Pero además de la epicatequina, el cacao presenta un alto contenido en otros flavonides y polifenoles asociados también con un papel protector en el desarrollo de enfermedades del corazón.

“Estudios han demostrado efectos beneficiosos de chocolate en la función endotelial, la presión arterial, los lípidos séricos, resistencia a la insulina, y la función de las plaquetas,…”

Un estudio retrospectivo sobre 19.000 alemanes, los cuales no padecían enfermedades, más de 8 años analiza la frecuencia de consumo de 50 g de chocolate, y estratificando los datos en cuartiles después de ajustar la ingesta total de energía observó una correlación entre el aumento de consumo de chocolate y un descenso de la presión arterial y una reducción significativa en el resultado combinado de accidente cerebrovascular e infarto de miocardio.

Este sumado a otros estudios e investigaciones revelan datos alentadores que ha muchos hacen ver al cacao puro como un superalimento. Y en efecto, el cacao puro, puede ser una herramienta beneficiosa para nuestra salud.

«Por último, se necesitan más estudios de este compuesto prometedor para dilucidar su verdadero potencial para la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares y metabólicas, así como otras enfermedades que tienen mecanismos subyacentes de la disfunción mitocondrial y la deficiencia de óxido nítrico”. Erin Higginbotham, Pam R. Taub

Aunque se necesiten más estudios, lo que está claro es que consumir cantidades moderadas de este alimento, puede beneficiar enormemente nuestra salud, combinado siempre con una alimentación saludable, variada, complete e equilibrada.

 ¿Mejores formas de consumirlo?

La mejor manera de beneficiarnos del cacao es consumiéndolo crudo. Actualmente numerosas empresas comercializan este producto crudo en diferentes formatos: en polvo, en chips, en granos, etc. Aunque debido a su sabor amargo, muchas personas prefieren el chocolate, se recomienda que este sea negro (y cuanto mayor % de cacao y menos de azúcar, mejor).

Idea: combinar cacao en grano con azúcar de coco (bajo índice glucémico), para contrarrestar el sabor amargo del cacao.

Recetas con cacao raw:

Vía: http://minimalistbaker.com/

recetasraww

Pudin de cacao y chia: aquí
Batido de plátano, cacao, mantequilla de cacahuete: aquí 

Y hasta aquí el post de hoy, espero que te haya sido útil, y que hayas aprendido un poquito más, nos vemos el domingo siguiente.

¡Un beso enorme!
Sara.


Bibliografía:
1. Owais Khawaja,J. Michael Gaziano,Luc Djoussé. “Chocolate and Coronary Heart Disease: A Systematic Review”. Current Atherosclerosis Reports  (en línea) 2011  Volume 13, Issue 6, pp 447-452. Disponible en:
http://link.springer.com/article/10.1007/s11883-011-0203-2.

2. Erin Higginbotham, Pam R. Taub. “Cardiovascular Benefits of Dark Chocolate?” Current Treatment Options in Cardiovascular Medicine (en línea) 2015. Disponible en: http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs11936-015-0419-5

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.