¡Buenas! Estoy encantada de estar un Domingo más con vosotros.

El enfoque del post de hoy es un poquito distinto al anterior, se podría decir que es una reflexión. Una reflexión acerca de la problemática del peso, de los hábitos de vida, alimenticios, etc.

Cuando una persona quiere adelgazar no sólo quiere quitarse kilos de más, si no que quiere verse y estar a gusto con él/ella misma, tener más confianza, etc. Esto nos indica que adelgazar muchas veces tiene un componente psicológico así como estético.

En estas fechas, en las que estamos a nada y menos del verano se vuelve excesiva la propaganda “Luce tu cuerpo con tal dieta” “Adiós a los kilos de más”, a los que la mayoría de personas sigue para poder ponerse un bikini y lucir cuerpo en la playa. Aquí es donde empiezan las dietas express, que aunque consiguen su resultado, perder peso, y una felicidad parcial “He perdido 5 kg, ya puedo ponerme tal o cual”. El problema sigue ahí.

¿Por qué?, porque es importante no sólo perder peso, si no hacer una valoración de por qué se ha ganado ese peso, cuales son nuestros hábitos alimenticios. Si perdemos 5kg en verano en 1 semana, pero al comenzar Septiembre ganamos 10 kg, no nos sirve de nada. La clave es estar en nuestro peso todo el año, y no sólo por razones estéticas si no por razones fisiológicas, y para tener un estado de salud óptimo.

Ahí es donde entra a jugar un papel importante el cambio de hábitos, cambiar hábitos que no son saludables, que no nos benefician, por otros que sí, y que nos ayuden a conseguir lo que nos proponemos y de manera duradera.

Utilizo el ejemplo de perder de peso, porque es algo con lo que todos estamos familiarizados, donde los cambios se notan, es decir, si comienzas a comer saludable y pierdes peso, lo notas puesto que ves que esos kilos se han ido. Pero los hábitos saludables también se pueden aplicar a gente delgada que come de forma incorrecta y que alegan “Yo coma lo que coma no engordo”. Muy bien, pero la clave es que la alimentación no influye sólo en si engordas o no, si no que repercute en la salud, en la disminución del riesgo de padecer ciertas enfermedades.

En actualidad hay avances increíbles en el campo de la nutrición, estudios, análisis, proyectos acerca del beneficio de los alimentos “que tu alimento sea tu mejor medicamento” decía Hipócrates. Y siglos después la ciencia le ha dado toda la razón. Y es por estos avances (aunque aún queda mucho por saber), que debemos aprender a comer. Y ver el acto de comer no sólo como algo rutinario y social, si no como algo en pro de la salud.

Tenemos la oportunidad de disfrutar de miles de alimentos saludables, de disponer de productos que antes sólo una minoría podía obtener, y esto es algo que hay que aprovechar.

Aprender como todo en la vida, tiene su proceso, hay que ser constante, esforzarse y tener empeño, pero una vez bien aprendido, ahí se queda, ¿a quién de nosotros se le ha olvidado contar o leer? Además, nunca es tarde para aprender, si de verdad se tiene interés en ello.

Por eso es vital, aprender a comer saludable. Y es algo que como futura Nutricionista quiero transmitir a todo el mundo. Comer saludable es comer para vivir. Darle al cuerpo lo mejor, es decir, darte a ti lo mejor.

Aprender está bien, pero para ello se necesita conocimiento, conocimiento acerca de qué es comer saludable, cuáles son los hábitos saludables, cómo influimos nosotros mismos y la sociedad en nuestra dieta, estos y más temas los iré desarrollando poco a poco en próximos posts.

Comer saludable es comer con inteligencia, sabiendo qué alimentos son beneficiosos para nosotros y cuáles no, es darse cuenta de la importancia de la nutrición en la salud, también es educar a nuestro paladar con sabores nuevos. Es comer para nutrirnos.

He de aclarar que cuando trato el tema del peso, lo enfoco a situaciones en las que el individuo tiene un estado de salud óptimo y es el exceso de alimentos lo que le lleva a engordar no una enfermedad o problema.

Y hasta aquí el post de hoy. Me encantaría leer comentarios con tus opiniones acerca de la alimentación, comer saludable, etc.

Antes de irme, quiero animarte a que te plantees:

¿Qué es  una alimentación saludable?

 ¡Feliz Domingo!

Besos,

Sara.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.