Ojalá comer bien estuviera de moda, es una carta abierta a la reflexión.

7:00 de la mañana, un vaso de leche cociéndose con avena y canela, un poco de plátano y algún que otro fruto seco; pienso “se merece una foto”. En menos de 10 segundo cientos y miles de personas van a poder verla ¿os resulta familiar? Es el día a día de muchas personas que a través de redes sociales promueven, comparten un estilo de vida saludable.

Pero… ¿cuál es el objetivo? ¿”postureo”? ¿estar a la “moda”? ¿mostrar que sí se puede? Lo cierto es cada persona tiene sus propias motivaciones a la hora de compartir una imagen. Desde mi opinión, no creo que sea tanto postureo y si lo fuera ¿qué pasa? ¿acaso es malo mostrar que comes un plátano y un par de frutos secos?

Vivimos en una sociedad donde el exceso de peso y las enfermedades relacionadas con la alimentación; tanto en exceso como por defecto van en aumento.

En 2016 había más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años) con sobrepeso u obesidad EN EL MUNDO. OMS,

imc elevado factor de riesgo de enfermedades no transmisibles (diabetes, ecv, osteoporosis, algúnos tipos de cánceres, etc)

Ya no estamos hablando de un físico, sino de ENFERMEDAD algo que cualquier persona desea, y con razón, tener fuera de su vida. Y entonces, ¿por qué se critica y machaca tanto a la gente que quiere salir del circulo de la mala alimentación? ¿por qué molesta que el de al lado sea vegetariano/vegano/paleo/ayune, etc? ¿por qué la ensalada es postureo pero una bolsa de fritos es lo más guay?

Estamos llegando a un punto en el que vemos mal y criticamos cosas que realmente deberíamos empezar aplicar en nuestras vidas. Antes de estudiar la carrera de nutrición comía realmente mal:

Nesquik con galletas para el desayuno, lasaña precocinada para comer, algún bollo o sándwich de fiambre para merendar y si eso un puré de verduras con palitos de merluza para cenar.

Lo reconozco, las frutas y verduras eran las grandes olvidadas de mi alimentación “no me gustan”, decía. Me costó, no lo voy a negar y el hecho de estudiar nutrición fue para mi un antes y un después de ver que si se puede, que no es difícil, que hay una diversidad tan hermosa de materias primas de calidad… Y aquí esto, 5 años (o más) después siguiendo una alimentación ovolactovegetariana, disfrutando de cada bocado de: verdura, fruta, cereales, legumbres, setas, frutos secos y semillas, huevos, lácteos… y dando gracias por tener acceso a todos ellos diariamente.

Si yo lo conseguí, tu también puedes. Todo está en la actitud.

Y es por eso que decidí abrir el blog; quería COMPARTIR conocimiento, inspiración, ideas vinculadas a un estilo de vida y una alimentación saludable, no sólo comida bonita para una foto, sino nutritiva para ti. Porque al final… todo se reduce a eso ¿qué le estás dando a tu cuerpo? ¿lo alimentas o lo nutres? Yo decidí nutrirlo.

Otro punto que quería tratar es la imagen. Como decía al principio, vemos miles de cuentas en Instagram y otras redes sociales llenas de imágenes (en el mundo de la alimentación) aparentemente perfectas, sin fallos, con filtros, edición que nos hacen idealizar el mundo, y sí bien es cierto que obsesionarnos es la fuente de muchos problemas como los TCA, el hecho de ver platos apetitosos hechos con verduras, legumbres, cereales… Creo que ayuda y mucho a que el público se anima a probar cosas nuevas, a decir “oye, que buena pinta” “a lo mejor está rico”, “voy a intentarlo”. Y en ese momento la foto bonita, la alegría que se transmite por RRSS, merecen la pena.

Cuando te empodero como persona y te animo a que pruebes una receta vegana, o te animo a reducir tu consumo de carne, azúcar o descubres un alimento; es en ese momento cuando es más que postureo.

Ojalá comer bien estuviera realmente de moda, se redujera el consumo de alimentos NO interesantes desde el punto de vista nutricional, y cada persona tomara la riendas, consciente de su alimentación.

Mientras tanto, seguiré contribuyendo a ello; compartiendo todo lo que se, aprendo, veo y creo que puede ser útil. Hace un año dejé de proponerme comer bien como próposito de año nuevo, ¿por qué? porque para mi ya no es un esfuerzo, ni un reto, sino mi estilo de vida y te animo a que sea el tuyo.

Hazlo por ti, disfruta del proceso y se feliz.

Gracias por leerme,
Me encartaría que este mensaje llegara lejos, así que si te ha gustado, te ha abierto la mente u opinas así, compártelo.

Besos enormes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.